Insuficiencia renal etiología

Enlace Patrocinado

La etiología de la insuficiencia renal tiene que ver con la posibilidad de la intervención de varias enfermedades, patologías quirúrgicas o médicas, entre estas últimas puede ser una esclerosis renal en su forma maligna o una glomérulo nefritis difusa crónica.
Ante estas patologías médicas subyacentes se expone la aparición de la etapa aguda inicial de la insuficiencia que determinará una nefritis crónica. Conducirán a la insuficiencia en la forma subcrónica antes de los dos o tres años y la forma subaguda en meses, mientras que la forma endarterítica con su curso crónico se encaminará pausadamente a lo largo de cinco años o diez años hasta llegar a la fase final, siendo que debido a factores intercurrentes cardíacos y cerebrales conducen a la muerte antes de llegar a la fase final.
A una forma severa de insuficiencia renal es poco frecuente que sea conducida por una glomérulo nefritis aguda, ya que habitualmente se presentan manifestaciones leves, transitorias y reversibles a pesar de alcanzar la fase de retención. Sin embargo es común una hipostenuria como secuela que puede ser atenuada, la llamada hipostenuria de la convalecencia.
No es desencadenada por una nefritis nodular ya sea de curso crónico o agudo debido a que las alteraciones no llegan a toda la masa parenquimatosa.
Insuficiencia renal etiología

Debido a la insuficiencia puede desarrollarse una uremia en el caso de una nefritis nodular embólica como causa de una endocarditis lenta, con manifestaciones urinarias con existencia de septicemia. Sin embargo al ser comprobada una retención nitrogenada en la sangre tendrá que ver con una oliguria severa de causa cardíaca y no con una insuficiencia renal.
Con una hipertonía maligna o pálida de las esclerosis tendrá que ver siempre con una insuficiencia renal con una consecuente evolución rápida de semanas o meses y con un avance a la etapa descompensada con presencia de uremia terminal.
No obstante no la desencadenará la hipertonía roja o benigna, pero cuando un paciente con hipertensión benigna presenta insuficiencia, habrá entrado en una etapa de transición con una hipertensión pálida como uno de los caracteres clínicos.
Un grado severo de insuficiencia será desencadenado por una necrosis renal o una nefrosis necrotizante.
No se puede responsabilizar de insuficiencia renal a las nefrosis o a las enfermedades renales degenerativas no necrotizantes aunque se trate de crónicas.
En muchos casos se presenta la insuficiencia a partir de una amiloidosis renal.
También es frecuente que se presente a partir de una aplasia renal y de un riñón poliquístico aunque es detectada de forma casual ya que su curso es lento y solapado.
Son de difícil descubrimiento sobre todo al cursar con hipertensión, ya que es fácil de confundir con las esclerosis y las nefritis.
Por último una tuberculosis renal, la urolitiasis, las pielo-nefritis con asiento bilateral. Una bilateralidad sucesiva o debido a lesiones simultáneas aunque no sea del mismo tipo lesional. Con una infección extendida en el tiempo entrará en juego la bilateralidad como un fenómeno de repercusividad contralateral.
Son nefropatías de patología quirúrgica de acuerdo a la insuficiencia renal etiología.

Speak Your Mind

*